Destetar o no destetar… That’s the question

Vuelvo con un tema que empieza a ser recurrente, de hecho lo mencioné un poco de pasada no hace mucho. Y es que llevo días dándole vueltas al temido destete… pero esta noche ha significado un punto de inflexión.
Koalín suele dormir 6h del tirón, y hacia las 6 de la mañana me empieza a pedir teta. Así, a base de chupitos espaciados en una hora, va haciendo su desayuno tempranero que hace que, por una parte, se alargue un poco más su despertar definitivo y por otra que cuando se despierta no haya dios que lo haga desayunar (ni papilla de cereales, ni cereales normales, ni yogur ni zumo de naranja ni tostadas con tomate y aceite ni jamón dulce ni papilla de frutas ni vaso de colacao ni na de na).
Eso si no está malito
… O le duelen los dientes
… O está tetadicto porque sí, y punto.
Hoy tocaba la última opción. Desde las 12 que nos hemos acostado, me ha estado pidiendo teta cada poco tiempo… ahora una, ahora la otra, y así hasta que no he podido más porque tenía los pezones como acordeones y ojeras de oso panda por no poder dormir seguido sin interrupciones chupópteras. Así que le he dicho que las tetitas estaban durmiendo, me he subido la camiseta y me he tapado con la manta para dificultar el acceso al máximo. Como comprenderéis, al niño no le ha convencido nada la explicación y entre el alucine de no entender por qué no le enchufaba su dosis como siempre y estar medio dormido, ha iniciado una rabieta revienta-tímpanos de las suyas. Papakoala se ha despertado, yo me he acabado de despertar del todo y ha empezado el festival: Koalín buscando desesperado su teta, estampándose contra mi, llorando a moco tendido… y yo debatiéndome entre la rabia, la pena y el agotamiento (mental y físico). De repente entendía perfectamente a quien ayuda a un yonki a pasar el mono porque estaba viviendo algo muy similar (entiéndaseme, salvando las lógicas distancias y leído en cierta clave de humor)… ante mí tenía a un tetadependiente en pleno síndrome de abstinencia, suplicándome a su manera una última dosis…
Así hemos estado una hora. Papakoala lo cogía en brazos, se lo llevaba fuera de la habitación y se medio calmaba porque además estaba agotado, pero era volver a la habitación, verme y sentir mis efluvios lácteos y ponerse otra vez como un poseso.
A las 7 se acercaba la hora de levantarnos para ir a trabajar, así que finalmente he sucumbido. El niño tenía que dormir algo antes de ir a la guardería o iba a pasar un día muy duro, y estaba visto que no se iba a calmar de ninguna otra forma. Además yo también debía vestirme para ir a trabajar y quería dejarlo dormidito en la cama hasta que llegara mi suegra a relevarme para llevarlo al cole. Total, que papakoala se ha enfadado (y con razón) porque la hora de berrinche no nos ha servido de nada y el niño ha acabado teniendo su teta, solo que encima lo ha pasado mal por el camino y no ha entendido por qué se la he negado de entrada. Toooda la razón, mea culpa total. Pero no he sabido hacerlo mejor… no he sabido gestionar el torrente de emociones contradictorias que sentía, que siento, cada vez que pienso en el tema de la lactancia. Siento que he llegado a un callejón sin salida, que ahora me toca tomar alguna decisión pero aún no sé cual ni cómo hacerlo. No paro de leer artículos sobre el destete y tengo más o menos claras algunas opciones factibles, así como también tengo claro que si lo hago finalmente quiero que sea de la forma más respetuosa posible porque creo que a la brava no voy a ser capaz ya que seguro sufriremos mucho más.

imagen8

Por el momento, siguen volviéndome loca todas esas preguntas danzando en mi cabeza… “¿seguro que es el momento? ¿Estará listo mi hijo? ¿le voy hacer sufrir solo por mi comodidad o realmente mejorarán las noches y nuestra relación madurará de alguna forma? ¿si le quito tomas de leche materna, tomará la leche que necesita solo de día? ¿irá tolerando poco a poco mejor la leche de vaca que hoy por hoy no quiere ni ver, ya sea en vaso o en bibe?”
Preguntas y más preguntas, e indecisión y más indecisión… no quiero que sufra, no quiero hacerle daño, no quiero que nuestra relación se resienta, no quiero no quiero no quiero sí quiero dormir, sí quiero descansar, sí quiero que deje de tener esa dependencia…
¿Qué me pasa doctor? ¿Todo esto es normal? O soy una malamadre con todas sus letras…

Abrazotes

Anuncios

4 comentarios en “Destetar o no destetar… That’s the question

  1. Titi no entones el meaculpa pero tienes que tirar palante como los de alicante! La teta, dormir solos, quitar chupe o ir a la guarde son episodios duros xq ves que se hace mayor. Debes tb pensar en ti y en tu bienestar y creo que el nene ha disfrutado de teta a tope! No es un callejón sin salida pero tienes que dejar de sentirte mal! La palabra la tienes tu xq es tu teta 😉 mira maternidadcontinuum! Pilar puede ayudarte! Besotes reina

    Me gusta

    • Justamente ayer que tenía el día monotemático por culpa de la nochecita toledana fui a parar al blog de Pilar y leí lo que escribió en su día sobre el tema… por leer que no quede! estoy cogiendo ideas de aqui y de allá, y estos días que vienen vacaciones iniciaremos operación D. Ya está decidido! un abrazo flor!

      Me gusta

  2. ayyy! qué dolor!
    desde luego no puedo evitar pensar en ti porque debes sufrir pero también debes pensar que tarde o temprano se acaba la cosa. Duele mucho hacer el paso a la cuna, a la cama, la guarde, el chupe… como te dije son episodios que te hacen saber que el nene ya es mayor! lo malo es que siempre acabas enfrentándote entre el dilema de saber si lo haces bien, por el peque, por la pareja, por ti… no te hagas tantas preguntas y haz lo que sientas. Tampoco debes estar dándote cabezazos contra la pared pero koala ya tiene sus mesecitos y no es lo mismo que antes. Algo tendrá que sufrir pero a veces nos complicamos más nosotras. Que dejes la teta no es garantia de nada, me refiero a que duerma del tirón!
    en fin, espero que resuelvas ese conflicto interno, mira el lado práctico, no te compliques!
    si lo dejas prueba a darle leche de fórmula, quizás le gusta más que de vaca. Cuando vea que no hay teta, algo tendrá que beber! aquí por ejemplo zumos nada de nada, seguimos con el bibe para desayunar…
    ánims bonica! nadie mejor que tú para decidir, aunque en mi caso hay decisiones que las ha tomado el padre porque yo soy una figatovableda!

    Me gusta

    • Batmami de mis entretelas! en primer lugar, es un honor verte por este mi humilde hogar… Yo también soy una bleda figaflor… me pienso las cosas 20 mil veces, y más cuando se trata del koalita, me cuesta mucho tomar decisiones en firme, ser constante, resolutiva… echarle huevos, vaya! pero en este caso no me queda otra porque creo que va a ser un cambio positivo para ambos. Ya te contaré! besarracooooossss

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s