En busca del cole perfecto

LAPIZ-NORIS-FINO-12-UDS-MARRON-18014418-1801443

Como buena madre de hijo único que pasa por todo por primera vez, el tema coles me viene preocupando prácticamente desde final del verano pasado. De hecho, hace meses y meses que confeccioné una lista de colegios que nos entran por área (públicos y concertados); lista que se ha ido reduciendo progresivamente conforme me daba cuenta de que quien mucho abarca, poco aprieta.

Pasadas las vacaciones de Navidad ya inicié mi primera ronda de contacto con los colegios que nos interesaban via e-mail para interesarme por sus jornadas de puertas abiertas-visitas guiadas. La mayoría me conminaron a esperar a febrero y a consultar sus webs, ya que en ellas irían anunciando las fechas de todo el proceso. Así lo hice y me topé con la primera sorpresa desagradable:

–          Algunos colegios NO hacen jornadas de puertas abiertas, sino visitas individuales a los padres EN HORARIO ESCOLAR (supuestamente para que puedas ver a los niños en su salsa) con lo que deduzco que buscan padres en paro que no puedan pagar sus matrículas. Muy lógico todo.

El resultado de este sorprendente hallazgo fue descartar fulminantemente los colegios que no me pusieron ninguna facilidad para darse a conocer. Pues con todo el dolor de mi corazón, adieux .

Una vez tuve mi calendario de visitas completito comprobé que las dos primeras semanas de este mes de marzo iban a ser intensas, ya que todas las visitas se concentraban en esos 15 días.

En resumen, ha habido de todo: colegios a los que previamente yo tenía algo idealizados y que han caído del pedestal y al contrario (en concreto un caso): un colegio público hacia el cual no tenía ninguna expectativa especialmente positiva que nos sorprendió muy gratamente.

El día 30 de este mes se abre la veda de las preinscripciones y ahora que ya tenemos más que claro cómo funciona el tema de los puntos, zonas de influencia, etc. queda lo más difícil: LA DECISIÓN FINAL (seguro que acabo de violar millones de derechos de autor por el título de alguna película de sobremesa de Antena3).

Finalmente, de una lista inicial de unos 15 colegios fuimos a visitar 5 y de estos 5 tenemos claro los 3 que pondremos en la lista, aunque la pugna encarnizada del podio obviamente está entre las posiciones 1 y 2 para las que barajamos 2 colegios: uno público y uno concertado. De momento lo que hemos hecho (no físicamente, pero sí hablado en infinidad de ocasiones) es elaborar la típica lista con los pros y contras de cada uno. Aquí van:

–          Público:

  1. PROS: Nos pareció muy cercano y familiar. Las instalaciones son una pasada: patios enormes, edificio nuevo y luminoso, huerto espectacular, aulas de infantil muy parecidas a las de la guardería (por lo que a priori la adaptación al menos espacial sería más fácil). Trabajan por proyectos (dos al año), parten grupos en algunas materias, persona nativa en lengua inglesa para conversación a partir de primaria, natación extracurricular en infantil y curricular en 1º de primaria, cocina propia, atención a infantil muy respetuosa (no hay prisa por tema pañal, les dejan hacer siesta). Participan en proyectos sociales solidarios, abren los patios los domingos a cualquiera que quiera ir aunque no sea alumno, trabajan con tablets, pizarras electrónicas y portátiles. Tienen un equipo muy bueno de atención a niños con necesidades especiales. Precio público.
  2. CONTRAS: como todos los colegios públicos (que yo sepa), es de una sola línea (CEIP), por lo que a los 12 años tocaría cambiar a instituto. Eso nos da un poco de miedo, creemos que es una edad delicada para un cambio así. No tenemos claro tampoco que académicamente el nivel sea muy alto. Nos advirtieron que con los puntos de proximidad íbamos a sorteo seguro.

–          Concertado:

  1. PROS: Enfrente de casa, literalmente. Trabajan por proyectos y per racons -desconozco cómo lo llaman en castellano… ¿por rincones?-, de hecho a estas alturas raro es el colegio que no lo hace. Hacen inglés desde P3 con canciones y demás. Llega hasta 4º de ESO (16 años). Cocina propia. Natación extracurricular en infantil y curricular en 1º de primaria. Trabajan con tablets, pizarras electrónicas y en un proyecto de google que se llama ChromeBook, una herramienta a través de la cual trabajan online y el profesor puede ayudar y corregir sobre la marcha.  Comunicación directa e interactiva con los padres. Posibilidad de hacer Alemán en la ESO. Intercambios en Reino Unido. Precio razonable para ser concertado. El acceso está prácticamente asegurado.
  2. CONTRAS: Edificio mucho más vertical, instalaciones más envejecidas. Patios más pequeños. Estrictos en infantil con el tema pañal (han de empezar el cole sin, aunque si se mojan evidentemente les cambian de ropa) y tampoco hacen siesta, pero si ven que el niño tiene sueño sí lo ponen a dormir.

Así las cosas, nos queda lo más difícil… Madre mía, nadie te avisa de la responsabilidad que se siente ante semejante decisión! Iremos informando de cómo ha quedado el podio finalmente 😉