Preparando el 2º Cumpleaños

Los 2 añitos ya se acercan y estamos en plena preparación del evento. Como ya dije en el anterior post, la celebración será bien sencilla y con los más allegados en casita por lo que tampoco va a haber mucha pompa y boato. Hemos comprado menaje de usar y tirar y decoración de Pocoyó ya que al peque le encanta, así que cómo no hacer un cumpleaños temático sobre el famoso niñito azul! Sus yayos quieren también encargarle una tarta de Pocoyó, así que nos va a salir por las orejas (como si no lo tuviéramos ya hasta en la sopa, jajaja).

banderines-pocoyo-20x30cm-12un_product-wide_7058_product-0664c2b25270b55ec5556f81bb792d64ec4c5c3e tarta Pocoyo (38)b

En cuanto a los regalos su padre y yo queremos optar por el fomento de la lectura, así que además de comprarle la mini biblioteca azul de cohetes de Eurekakids donde guardar sus libros,

libreria-azul-cohete

los abuelos maternos se encargarán de llenarla con los siguientes títulos que me parecen acertados para la edad que va teniendo el koalita:
¿A qué Sabe la Luna? Me lo han recomendado mucho y por lo que he leído es un cuento muy bonito para incentivar la imaginación
Adivina Cuanto Te Quiero – Da herramientas a los niños para expresar un sentimiento tan difícil de explicar como el AMOR.
El Monstruo de los Colores – Un poco en línea del anterior, ayuda a describir un amplio abanico de emociones que a esta edad muchas veces no saben expresar (y de ahí vienen muchas veces las temidas rabietas).
Poquito a Poco – Me lo recomendó una amiga, es un cuento precioso en el que una nutria le pierde el miedo al agua como dice el título, poquito a poco, animando a los niños a superar sus miedos.

También le hemos cogido por Amazon dos juegos de puzzles, uno de animales de granja en madera (vienen 4 distintos) y otro magnético de peixets (pececitos), que le vuelven loco.

81v6Z1O4sSL._SY355_ 81GnR769PGL._SY355_
Por último, en la primera línea de nuestra imaginaria wishlist tenemos la Casa Fantasy de Feber para satisfacer la insaciable obsesión de nuestro hijo por abrir y cerrar puertas. Se la querríamos poner en la terraza (y en invierno en el salón, hasta que nos hartemos de tenerla por en medio y vuelva afuera) para que entre y salga y abra y cierre todas las veces que quiera. Aunque por precio (99 Euros) es muy probable que la cosa quede en nada…

Feber-Casita-de-juegos-Fantasy-House-Famosa-800008570-0-2
Y finalmente sus yayos paternos seguramente le regalen un trenecito con su via, ya que a E. también le vuelven loco los medios de transporte en general, especialmente coches y trenes.

1878_1--M
Bueno, creo que no se puede quejar! Quién sabe, igual acabamos haciendo bote común para comprar la casita de marras… y con tanto trasto en breve nos iremos debajounpente! En breve también habrá que ir pensando en trasladar a Koalín a la habitación donde ahora tenemos un mini despacho (que es más grande) porque de momento el pobre en la suya solo duerme y lo visto… no hay espacio para más y su sitio de juego es el salón, que más que un salón parece una ludoteca… jajajaja

Ya contaremos como va el Gran Día! besitooos

Anuncios

Segundas Navidades en pañales

Nos disponemos a entrar de pleno en las segundas Navidades de Koalín. Este año obviamente se entera más de todo, se le van los ojos detrás de las luces navideñas de la calle… y nuestro sencillo árbol de Navidad que antaño pasaba unos apacibles días adornando la casa, esta vez se ha visto elevado a las alturas para que el pequeño terrorista domestico no le de un zarpazo (aún así hace auténticos esfuerzos por tirarlo al suelo y por electrocutarse con el enchufe de las bombillitas de colores). También ha visitado nuestro hogar por primera vez el Cagatió, al que E. Mira con curiosidad y lo coge y lo toquetea como diciendo… ¿wtf? Qué hace un cacho de tronco con ojos en mi casa? Hemos decidido que, para evitar el despiporre consumista que solo nos lleva a una acumulación de trastos malsana, le haremos un regalo para Papa Noel y otro para Reyes, abuelos un regalo-yayos otro. Tiraremos hacia juguetes educativos-interactivos tipo cocinita, piezas de construcción y garaje con coches ya que son las tres cosas por las que muestra predilección (que además mire usté, también son cosas muy Montessori y muy Waldorff y muy de esta gente pedagógica que tanto sabe). La maternidad ha cambiado mi visión de la Navidad, sin duda. Cuando era niña era una etapa fascinante marcada por las vacaciones, las actividades en familia y más que los regalos, la ilusión. Al hacerte adulto todo pasa, y estas fechas tienden a rodearse de cierto halo de melancolía por acordarte de los que faltan, o simplemente porque la sociedad te empuja a una vorágine de comidas copiosas, convencionalismos y gasto inútil. Todo ello acentuado además por la consciencia de que el tiempo pasa y la mirada infantil no vuelve. Dejando de lado las reflexiones profundas, otra de las novedades que ha traído la maternidad a mi vida son los diy’s: yo soy de natural torpona y la poca creatividad que puedo tener la invierto escribiendo, pero el diseño y las manualidades digamos que no se hicieron para mí. Pues desde que mi koalita va a la guardería, en cada celebración me “castigan” con deberes artesanales… que si instrumentos musicales con material reciclado para Santa Cecília (21 de noviembre que resulta que es el día de la Música, y yo sin enterarme), que si adornos navideños también con material reciclado… así que ya me véis, buscando en San Google como una loca y viendo tutoriales en Youtube que me incitan a pensar… qué arte tienen algunas oiga, y cuanto tiempo libre…

Abrazos de Koala!

NAVIDAD-1